INFORMACIÓN DEL PROYECTO GIJÓN
Este proyecto fue un encargo de una pareja de mediana edad y profesionales libres con dos hijos. El piso está situado en la bahía de Gijón en una planta doce en una de las pocas torres existentes en esta playa. La espléndida vista del apartamento fue el motor que generó todo el proyecto.

Una casa llena luz con el cielo y el mar omnipresentes junto a la vista de la maravillosa playa de Gijón, nos llevó a concebir unos espacios frescos y actuales con una paleta de color muy alegre que de alguna forma contrasta con el clima algunas veces sombrío de esa zona de España.

Todo el mobiliario se diseñó en el estudio en exclusiva para esta obra. El azul siempre presente en el cielo y el mar, se contrastó con tonos colores arena y rojos vibrantes.

El resultado fueron unos espacios muy alegres, sofisticados y funcionales donde desarrollar la vida familiar y social que esta pareja necesitaba.

El único problema que tenía el espacio era la falta de altura, por lo que se rebajó el techo hasta el forjado dejando las vigas estructurales vistas. Estas se forraron de escayola, convirtiéndose en uno de los elementos más atractivos del espacio, suprimiendo la sensación de agobio que la falta de altura original producía.

Otro de los elementos que se añadió al espacio principal, fue una chimenea. Esto fue posible gracias a ser este apartamento en el último piso de la torre.

Este elemento se forró en piedra caliza y mármol bronceado o Sierra Elvira, adquiriendo un espíritu muy escultórico y totémico, haciendo también la transición entre la entrada de la casa y los espacios principales.

Todos estos elementos, junto con la paleta de color usada, y el mobiliario contemporáneo y de gran calidad, derivaron en un producto final muy atractivo y sofisticado.

Fotografías por: Monste Garriga