“No hay una tendencia esencia definida.”

 

“Arquitecto y decorador elegido por grandes fortunas nacionales, apuesta por la mezcla de diseños propios y antigüedades con una sensibilidad.”

 

Su casa en pleno centro de Madrid es muestra de su estilo propio, un sello que “no es chocolate para todos”, en el que se mezclan muebles clásicos (en su mayoría suecos), antigüedades, grandes esculturas y pintura moderna. una mezcla “que no ha sido preconcebir”, sino que “cuando tienes sensibilidad estética formada, y desarrollada, las cosas encajan”.

Una sensibilidad que Ramón García Jurado, decorador y arquitecto reconocido entre el jet set española, ha trabajado durante mas de 30 años. “ Es algo que no enseñan en la universidad y es esa sensibilidad lo que pone todas ls cosas juntas”.

-¿Cual es la clave a la hora de iniciar un nuevo proyecto?

La confianza. En mi trabajo en principio vendo humo, ideas y dibujos, y el resultado no se ve hasta que pasa un año. durante todo ese tiempo vendes intangibles y mi labor entonces es inspirar confianza e ilusión en el cliente.

-Después de tantos años, ¿Cuáles son los mayores retos a los que se enfrenta cuando inicia una nueva obra?

Quizás la parte de gestión. La parte de diseño, que corresponde a los tres primeros meses de trabajo, es para disfrutar, es cuando estas concibiendo todo; y los ultimatos meses es cuando ves el resultado. son los meses intermedios los de pura gestión, los de mayor presión para cumplir con los plazos y las calidades -en definitiva, un trabajo que no tiene que ver con el artístico-, lo que resultan mas complicados.

-¿Dónde encuentra las piezas que hacen únicos sus proyectos?

Nuestros proyectos son alta costura; diseñamos todo para el cliente, y no por capricho, sino porque producto de alta calidad a la venta en España hay muy poco. Las tiendas de gama alta cayeron con la crisis; y, ahora, si quieres algo bueno, solo queda hacerlo a medida.

Proyecto con óleo de Darió Villalba

Salvo las telas, elementos fundamentes en cualquier proyecto, que las importamos normalmente de Francia e Inglaterra, la gran parte de nuestros diseños se fabrican en España. Las antigüedades las encontramos tanto en España como fuera, en Francia y en países nórdicos como Suecia y noruega hay muy buenas piezas. Hago que mis clientes compren en subastas, porque también soy asesor de obras de arte en el “atrevo, mi labor es estar al tanto de las subastas y decir por qué pujar”.

-¿Cómo actúa el español en las subastas?

Es generoso comprando pintura, pero le cuesta mas gastarse el dinero en buenos muebles, porque normalmente no le supone ningún trabajo entender el desembolso en cuando con con firmas, aunque si mas en un mueble bueno o de época.

-¿Por qué pujaria hoy dia?

Entre los artistas jóvenes destaco a Dario Urzaiz, Barcelo (no tan joven) y casi todos los españoles del grupo El paso… En general, a la gente le cuesta comprar al artista joven, porque si el cliente hace una inversion, quiere tener una firma. Al fin y al cabo, a cualquiera le gusta tener su pequeña o gran colección de pintores reconocidos. Raramente introduzco pintura clásica en mis proyectos, siempre apuesto por pintura moderna y valores seguros como son los pintores desde los sesenta hasta los ochenta.

Decoración con pintura de Luis Fega

-¿Elementos de qué etapa no faltan en su diseño?

Tengo tendencia hacia los muebles de o años treinta y cuarenta; pero también del siglo XVIII y del XIX suecos.

-¿Cómo define la época que estamos viviendo en decoración?

El zeitgeist (palabra alemana que define el espíritu del tiempo) no está tan definido como antes; no hay una tendencia clara, ni un movimiento pictórico claro. A nivel estético, vivimos una amalgama de individualidades. Cada uno tiene su historia y todo convive.

Lucia Junco. Madrid. Expansión, el 8 de Diciembre del 2017

Impactos: 16